miércoles, 1 de julio de 2020

DEBATE INTERNO ENTRE LA RABIA Y LA FRUSTRACIÓN

                                                       * Procedencia de la imagen

Leo hoy la noticia de que el Plan de Reconstrucción que presenta el gobierno excluye a la enseñanza concertada (ver noticia). Y me enciendo, y me da mucha rabia leer este tipo de noticias, aunque a estas alturas creo que ya nada de esto debería sorprenderme. Hace tiempo que es sabido que los partidos políticos de izquierdas de este país, capitaneados por Podemos a nivel nacional, y en la Comunidad Valenciana por Compromís, pretenden eliminar la enseñanza concertada. Yo lo he avisado en mis redes por activa y por pasiva. Y así y todo, cuando ha habido elecciones, compañeros míos trabajadores en un centro concertado les han votado. En fin, son libres de hacerlo, por supuesto. Pero se ve que su trabajo les importa más bien poco.

Yo nunca he tenido vocación política y sigo sin tenerla, creo que eso es algo que no he escondido nunca. Y, sin embargo, hace ya unos cuantos años que estoy afiliado a Ciudadanos, pertenezco a la junta directiva local y me han incluido en un par de listas electorales. ¿Contradicción? ¿Miento cuando afirmo lo de la vocación? Quiero creer que no, pero ya se sabe que es más fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio.

Traigo esto a colación porque, precisamente, mi principal motivación para afiliarme a Ciudadanos en su momento era que me parecía el único partido que defendía la enseñanza concertada y, sobre todo, que estaba intentando por todos los medios a su alcance lograr un gran Pacto Educativo Nacional. Y esto sigue siendo así a día de hoy. Basta con leer las noticias o seguir las redes sociales de diferentes personalidades políticas para corroborar esta afirmación. Es ese sentido, os recomiendo que sigáis muy de cerca a Marta Martín en Twitter (@martamartirio), diputada nacional y gran impulsora del Pacto Educativo. 


Y es en estos momentos cuando empieza mi debate interno, provocado por esa rabia que me provocan estas noticias como la que he utilizado para abrir el post. Mi reflexión es la siguiente: si mi interés es defender la mejora de la educación en este país y luchar por conseguir el tan necesario Pacto Educativo, ¿qué estoy haciendo para ello? Y entonces es cuando llega el siguiente sentimiento: la frustración. Porque creo que no estoy aportando nada, más que unos cuantos tweets abogando por ello, que apenas tienen repercusión; alguna entrada de vez en cuando en este blog... y nada más. ¿Pagar una cuota de afiliado ayuda en algo a avanzar en ese sentido? En absoluto. Y, desgraciadamente, no tengo posibilidad de aportar nada, ni siquiera mi experiencia como docente, en ningún otro ámbito. Normal que luego la gente en general, y los maestros y profesores en particular, nos sintamos totalmente desconectados de los políticos que gobiernan y legislan nuestro trabajo...

Por suerte, mi segunda motivación para meterme en esto de la política era trabajar por Alcoy, mi ciudad. En su momento algo sí que pude aportar, sí. Pero me vuelve el sentimiento de frustración, porque de un tiempo a esta parte las cosas han cambiado y mi aportación, nuevamente, se ha visto reducida a colgar algún que otro tweet y diferentes aspectos relacionados con las redes sociales. O sea que aportar algo que ayude a mejorar la ciudad en la que vivo y que adoro, nada de nada tampoco.

Así que me pregunto... ¿merece la pena seguir en esto si no se cuenta apenas con tu opinión y no puedes aportar ideas? Hay momentos en los que pienso que no y considero la posibilidad de dejarlo. Pero también pienso que hay que superar las dificultades, ofrecerse para ayudar y no perder la esperanza nunca de que, algún día, realmente pueda sentir que hago algo útil. Espero que ese día llegue pronto y mi frustración deje de aumentar.




Licencia de Creative Commons
DEBATE INTERNO ENTRE LA RABIA Y LA FRUSTRACIÓN by Enrique Peidro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

miércoles, 13 de noviembre de 2019



¡MUCHAS GRACIAS, ALBERT!

Albert Rivera dimitió el pasado lunes como presidente de Ciudadanos, renunciando además a su escaño como diputado y anunciando que se retira de la política. No es una noticia que haya pasado desapercibida, ni mucho menos. Se trata de una decisión dura para todos los afiliados a este partido, ya que estamos hablando de una persona carismática, emblemática, la piedra angular sobre la que creció la formación a la que pertenezco.

Lamentablemente para todos, esta medida es la triste consecuencia de un espectacular batacazo electoral. Creo que España necesita un partido de centro fuerte, que pueda equilibrar las diferentes posturas, cada vez más extremas, del resto y que garantice la estabilidad y gobernabilidad del país. Todas estas características se habían perdido por una serie de decisiones estratégicas que han resultado ser erróneas. Se ha pagado en las urnas y aceptado las correspondientes responsabilidades. ¡Chapeau!

Lo más llamativo del caso es que la opinión pública y, muy especialmente, las redes sociales, se deshagan en elogios hacia el hasta pocos días antes tan criticado Rivera. Por hacer lo que se debería hacer siempre en estos casos. Ni más ni menos. Claro, quizá nos haya sorprendido tanto porque en este país lo normal es que no dimita nadie, que la gente se aferre a su cargo con uñas y dientes, que no despeguen el culo del sillón ni aun habiendo imputaciones por corrupción de por medio. ¡Cuánto menos por un mal resultado electoral! Lo habitual en esos casos es echar balones fuera, encontrar argumentos para convencer (y autoconvencerse) de que la culpa es de todos los demás, de quien sea, con tal de poder permanecer un poco más en el cargo y, por supuesto, cobrar un buen dinerito público durante todo el tiempo que sea posible.

Albert Rivera anunció su despedida con mucha elegancia, dejándonos varias frases para la reflexión. De todas ellas, me gustaría destacar la siguiente: “Ser diputado no es una nómina, es un honor”. Esa es la concepción que muchos tenemos de la política: un servicio, no un modo de vida. Sería fantástico que esta máxima se aplicase en todos los ámbitos de la política, nacional, autonómica y también local. Cuando una persona acepta un nombramiento, como en el caso de Albert Rivera, encabezar una lista electoral, acepta el honor de la victoria, pero también asume la responsabilidad de la derrota. Y Rivera ha dado una lección a todos, muy especialmente a aquellos que dicen que le admiran y alaban su decisión, pero no siguen su ejemplo.

Ojalá esto sirva para algo, remueva conciencias y despierte el sentido de la dignidad de todos aquellos que conciben su cargo como un puesto de trabajo al que acuden cotidianamente para cobrar una nómina. Si eso fuera así, la dimisión de Rivera habría servido para mucho más de lo que él piensa. Sea como sea, gracias, Albert, por todo lo que hiciste por este partido, por hacernos creer a muchos que otra forma de hacer política es posible y por renovar nuestra confianza en ella. Yo, como mucha otra gente en este país, nos afiliamos a un partido político, a este partido político, por tí. Porque nos gustaba tu discurso moderado, tu talante centrista y negociador, porque eras el modelo de lo que queríamos que fueran los políticos de este país. Por eso muchos lamentamos tu despedida, aunque la comprendemos y, como no puede ser de otro modo, la aceptamos. Porque, además, tanto por la forma en la que has dicho adiós, como por el momento elegido, no se te puede hacer ningún reproche más.

Así pues... ¡muchas gracias, Albert!


Licencia de Creative Commons
¡Muchas gracias, Albert! by @epeidro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

martes, 23 de julio de 2019

domingo, 21 de julio de 2019

DIARIO DE UN MEDIOCRE DÍA 34


Domingo, 21 de julio de 2019:

Estar de vacaciones no favorece tener pensamientos y reflexiones profundos.


Licencia de Creative Commons
DIARIO DE UN MEDIOCRE DÍA 34 by @epeidro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

domingo, 7 de julio de 2019

DIARIO DE UN MEDIOCRE DÍA 32


Domingo, 7 de julio de 2019:

Ya de veraneo, pero con un par de retos deportivos por delante. ¿Quieres saber cuáles son?


Licencia de Creative Commons
DIARIO DE UN MEDIOCRE DÍA 32 by @epeidro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.